26/05/17 – Galardonado director de cine sudafricano John Trengove cancela participación en Festival ciné LGTB de Tel Aviv

Yesterday, award-winning South African filmmaker John Trengove canceled his participation in the upcoming Tel Aviv International LGBT Film Festival (TL​V​Fest). His film, The Wound, is scheduled to be the festival’s opening night film on June 1.

In his letter (copied below) to festival organizers informing them that he was canceling his participation, Trengove said:

While I appreciate that the organizers ​of TLVFest ​may be well intentioned and progressive, it is impossible to look past the fact that the festival (and my participation in it) could serve as a diversion from the human rights violations being committed by the state of Israel.”

He added,

“With the pain of the Apartheid struggle still fresh in our collective consciousness, the issue is, as you can imagine, a very sensitive one for many South Africans. …knowing what I know now, I feel it is imperative that I withdraw myself from attending.

Trengove’s letter acknowledged that he is unable to withdraw his film from being screened in Israel, because it has already been sold for screening and distribution. He said:

​I … accept that t​his is a situation that is out of my hands​,​ though my wish is that the film not be shown in Israel while current conditions persist.

Queer Palestinian activists and the Palestinian Campaign for the Academic and Cultural Boycott of Israel (PACBI) warmly welcomed Trengove’s decision to respect the Palestinian picket-line and cancel his participation in the film festival.

Hind Awwad from PACBI said,

Palestinian civil society warmly thanks John Trengove for his principled solidarity and decision to respect our picket line by cancelling his participation in TLVFest. We hope international artists follow his lead and cancel their participation, denying the Israeli government an opportunity to use their name to cover-up and pink wash its crimes.

Queer Palestinian activists and allies have called on international filmmakers to cancel their participation in the Israeli government-sponsored TLVFest. Their call is part of a wider campaign urging international LGBTQI filmmakers, artists and businesses to Boycott Tel Aviv Pride 2017, which Palestinian queer activists note is a pink washing exercise to obscure the fact that “underneath the rainbow, Israel is hiding 69 years of occupation, colonialism and apartheid.”

Letter from John Trengove to TLVFest Director Yair Hochner:

Dear Yair,

It is with sincere regret that I have to inform you that I will not be attending TL​V​fest next week. In the last few days I have been approached by activist organizations as well as members of the South African film community​, ​urg​ing​ me to respect the cultural boycott against Israel, and specifically TLVfest​.​ With the pain of the Apartheid struggle still fresh in our collective consciousness, the issue is, as you can imagine, a very sensitive one for many South Africans​.​

The issue of pink washing has also been underscored to me. While I appreciate that the organizers ​of TLVfest ​may be well intentioned and progressive, it is impossible to look past the fact that the festival (and my participation in it) could serve as a diversion from the human rights violations being committed by the state of Israel.

I understand that it is very late for me to make such a decision, and for this I am sincerely sorry. It is out of naivety, and a desire for my film and the human issues it promotes to be seen as far and wide as possible, that I accepted your invitation several weeks ago. Unfortunately, knowing what I now know, I feel it is imperative that I withdraw myself from attending.

I also understand that the film has already been sold, not just for screening but also for Israeli distribution. ​I therefore accept that t​his is a situation that is out of my hands​,​ though my wish is that the film not be shown in Israel while current conditions persist.

I hope that you will accept my decision in the spirit that it is intended, which is not a personal attack on you or your team, but motivated by realisation of what deeply personal and political convictions require of me.

Sincerely,

John Trengove

— Crossposted from the Palestinian Campaign for the Academic and Cultural Boycott of Israel (PACBI)

See: http://www.pinkwatchingisrael.com/2017/05/26/tlvfest-bds-win/

25/05/17 – Activistas LGTBIQ+ llaman al boicot del Festival internacional de cine LGTB de Tel Aviv

Activistas queer palestinos y palestinas y sus aliadas en el movimiento BDS llaman al boicot del Festival Internacional de Cine LGBT de Tel Aviv (TLVFest) que tendrá lugar entre el 1 y el 10 de junio de 2017.

“Pedimos a los directores y directoras internacionales que retiren sus películas del festival y respeten el llamamiento al Boicot cultural de Israel hasta que los derechos humanos del pueblo palestino sean respetados. Al igual que ocurrió en Sudáfrica con el apartheid, la población Palestina está pidiendo a las personas de conciencia de todo el mundo que exijan responsabilidades a Israel por las violaciones del Derecho internacional.

Esto incluye un llamamiento a los y las artistas para que no realicen o muestren su trabajo en Israel. La llamada palestina al boicot cultural ha sido atendida por un creciente número de figuras culturales a lo largo de todo el mundo, incluyendo a cineastas como John Greyson, Mira Nair, Ken Loach, The Yes Men y Mike Leigh. Este tipo de acciones envían a Israel el mensaje de que el comercio no se desarrollará de una forma normal mientras que éste continúe oprimiendo y negando los derechos del pueblo palestinos.

El Festival Internacional de Cine LGBT de Tel Aviv está patrocinado por entidades en Israel que son abiertamente cómplices de las violaciones del derecho internacional que se comenten. El ministerio de Cultura de Israel, uno de los patrocinadores del festival, es el organismo líder del proyecto Marca Israel (Brand Israel), un proyecto lanzado en 2005 para promover una imagen positiva de Israel en el extranjero y así distraer la atención e invisibilizar la realidad cotidiana de ocupación y violencia a las que somenten al pueblo palestino.

El Festival de Cine LGTB hace un uso cínico de los derechos de las personas homosexuales, usándolos para distraer y normalizar la ocupación israelí, el colonialismo de los colonos y el apartheid. – esto es conocido como Pinkwashing- Por lo tanto, queremos dejar claro que el boicot cultural no consiste en censurar creaciones artísticas, sino en pedir a los y las artistas internacionales, tales como directores o cineastas, que no participen en eventos culturales israelíes patrocinados por el Estado de Israel, como es el TLVFest, hasta que Israel respete los derechos humanos de los palestinos y las palestinas.

Por esta razón, activistas queers de Palestina y otras activistas solidarias hacen un llamamiento a los y las cineastas LGBT en nuestra última campaña llamada “colonialismo israelí, ocupación y apartheid; “Don´t let it B! Boicotea el orgullo de Tel Aviv ” para acabar con la legitimidad cultural del régimen de ocupación y apartheid de Israel. Pedimos a los y las cineastas que no dejen que su libertad y su voz artística sea coartada por el Estado de Israel y sus asociados, tales como TLVFest y TLVPride 2017. Pinkwashing busca convertirte, en palabras de Yaniv Weizman, portavoz de LGBT del Municipio de Tel Aviv, en ” Un embajador para Israel”

Tal y como dijo el cineasta LGBT canadiense John Greyson, al cancelar su participación en el festival en 2009: “Los derechos Queer no son divisibles de los Derechos humanos. Los derechos queer no son divisibles de la justicia social. Lo hemos aprendido de la experiencia sudafricana “.

Vuestro trabajo será presentado en Tel Aviv en el mismo mes en que el pueblo palestino conmemora el 50 aniversario de la ocupación militar del territorio palestino ocupado. Durante décadas, a Israel se le ha permitido ocupar y negar la libertad a todo un pueblo sin consecuencias. La solidaridad internacional efectiva en forma de boicots da esperanza a la ciudadanía palestinas y a los y las queers palestinas de poder lograr libertad, justicia e igualdad.

Como cineastas que desempeñan un papel crucial en la visibilización de las comunidades LGBT, las injusticias contra las mismas su emancipación, esperamos que no permanezcan indiferentes ante la realidad engañosa que Israel presenta y se mantengan firmes contra la injusticia y la ocupación al retirar su participación de TLVFest.

Atentamente,

Pinkwatching Israel

Pinkwatching es un colectivo de personas homosexuales palestinas y sus aliadas en el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) dirigido por la sociedad civil palestina por la libertad, la justicia y la igualdad. Nos oponemos a los intentos de Israel y de las instituciones cómplices de usar los derechos de las personas homosexuales para desviar la atención y justificar la continua opresión del pueblo palestino.

Ver: https://boicotisrael.net/bds/queers-palestinos-palestinas-llaman-al-boicot-del-festival-internacional-cine-lgbt-tel-aviv-tlvfest/

17/04/17 – Comunicado sobre participación Eliad Cohen en Supervivientes

El buque insignia del pinkwashing israelí en Supervivientes – 17 abril 2017 por BDS Comisión Pinkwatching

Ya es vox populi entre la comunidad LGBTIQ+ del Estado español, que el empresario gay israelí Eliad Cohen participará en el próximo programa de Supervivientes. Como ha quedado demostrado estos días, ni a Telecinco ni a la embajada de Israel, les parece importar mucho que el multimillonario israelí “metiera la pata” al declarar que con su participación, buscaba “normalizar la imagen de los gays en la televisión”, en su opinión demasiado “extravagante”, un comentario que levantó una légitima ola de criticismo en las redes sociales[1].

Ojalá, al lado de este comentario poco afortunado, preocupara también el papel que Cohen desempeña en el entramado propagandístico del estado israelí. Cabe recordar que hasta ahora, el personaje ha servido fielmente la estrategia de “pinkwashing”[2] o lavado de imagen rosa israelí, enriqueciéndose considerablemente como embajador gay de este país. Además de haber prestado su imagen para promover la Gay pride de Tel Aviv, es  presentador del evento ARISA (patrocinado por el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí), fundador de las fiestas Papa y copropietario de un complejo turístico gay en Israel.

También sirvió durante tres años en una unidad de combate de élite del Ejército israelí, denunciado en numerosos informes de Naciones Unidas y organizaciones de derechos humanos por sus graves y permanentes violaciones del derecho internacional en los Territorios Ocupados Palestinos. Hecho del que parece enorgullecerse, como desmuestran las numerosos fotografías en las que sale vestido de soldado o envuelto en la bandera israelí. Fotografías que han dado la vuelta al mundo gracias a la colaboración de medios comerciales y al apoyo del gobierno israelí.

Más polémico aún es el papel que juega en un vídeo promocional que normaliza las agresiones físicas contra las personas árabes.  En el documento que se puede ver en internet[3], Cohen golpea la cabeza de otro gay que interpreta de forma caricatural a una cantante árabe (la canción es una adaptación de una canción libanesa de los años setenta). La sangre brota de la nariz, las cejas y los pómulos de la cantante, pero Eliad Cohen sigue aplastándole la cara a golpes. Cohen mira sonriente a la cámara, luciendo orgulloso bíceps y pectorales.

Quizás el millonario israelí Eliad Cohen no quisiera, como declaró para disculparse, utilizar la palabra “normalizar” refiriéndose a los gays en España. Pero no cabe la menor duda que su participación en Supervivientes persigue el objetivo de normalizar el apartheid, el militarismo y la violencia israelíes[4]. Homonacionalismo y pinkwashing están servidos en Telecinco. Cohen sobrevivirá en la isla, tiene el perfil para ello. Los que menos probabilidades tienen de hacerlo son los palestinos y palestinas encerradas en Gaza.

Todo apunta a que la embajada israelí anda detrás de esta operación de pinkwashing en un programa de máxima audiencia, con el fin de hacernos olvidar la colonización galopante de Cisjordania y Jerusalén Este. Esperemos que de la misma mano, el personaje no se convierta en un icono de la World Pride 2017. Madrid se merece un orgullo libre de apartheid israelí[5], por mucho músculo que tenga.

17 abril 2017.

[1] http://www.elmundo.es/loc/2017/04/15/58ee1741268e3eba548b463e.html

[2] El pinkwashing es la estrategia a través la cual el estado de Israel promueve una imagen de estado amable con los gays hacia el exterior para desviar la atención itnernacional de las graves vioalciones de los derechos humanos cometidas en Palestina. Ha sido denunciado incluso por las propias organizaciones LGBTI de Israel (http://www.dailymail.co.uk/wires/afp/article-3624369/LGBT-campaigners-say-Israel-pinkwashing-distract-Palestinian-occupation.html).

[3] https://www.youtube.com/watch?time_continue=1&v=UNeJyrU6hYQ

[4] La Campaña de Boicot, desinversiones y Sanciones contra el Apartheid israelí es una campaña global no violenta que persigue el cumplimiento del derecho internacional por Israel. Ver: www.boicotisrael.net.

[5] La campaña Espacio Libre de Apartheid Israelí lanzada por ONG y asociaciones de todo el estado ya ha conseguido que muchos ayuntamientos e instituciones públicas y privadas se adhieran. Ver: https://boicotisrael.net/elai/mapa/)